Señora Hipocresía.


La señora hipocrita dijo, refiriéndose a mi, a toda voz: "es que ella no se quiere lo suficiente como para lavarse los dientes tres veces por día". No sé, tal vez esté mal lavarselos sólo a la mañana. Los dentistas realmente no dejan en claro cuáles son los pasos a seguir, algunos dicen que siempre después de comer y evitar comer entre comidas, otros dicen que es malo lavarlos tan seguido y que es preferible una vez al día, ya que las caries no llegan a formarse hasta 24 horas después de llegar al diente.

A los dieciseis años tuve mi primera crisis dental. Dos caries de la puta madre en las muelas de atrás, de las cuales una fue a parar a conducto y otra a extracción. El resto de mi dentadura estaba sana. La pasé realmente mal, pero de los dieciseis en adelante no tuve nunca más problemas, ya que, debido a ese trauma pasé a lavarme los dientes una vez al día sin falta como me lo indicó mi dentista, que aseguró que lavárselos en exceso puede ser perjudicial para la dentadura.

Y así y todo, desde hace cinco años evité las caries hasta hoy. El problema empezó cuando las altas dosis de corticoides me trajeron un indeseado problema dental: hipersensibilidad en las encías. Supongo que es momentáneo hasta que ese medi- camento deje recorrer mis venas, pero es muy molesto no poder tomar cosas frías sin dolor. De todos modos nunca le di demasiada importancia y simplemente incorporé una bolsa con sorbetes a mi cocina para evitar que los líquidos fríos toquen mis encías directamente.

Ante esa "conversación" afirmé que para mi sería realmente agoviante lavarme los dientes tres veces al día. Quiero mis dientes, pero no me obsesionan. No discuto que la gente lo realice, cada uno hace lo que quiere con su cuerpo. Pero conociéndome sé que no lo cumpliría principalmente porque hasta ahora mi sistema funcionó y me deja conforme. Además de que mi dentista me recomendó no lavarlos en exceso para no dejarlos sin esa capa protectora natural que tienen.

"Es que ella no se quiere lo suficiente" afirmó solo por lavarme los dientes una vez al día. Justo a mi, que llevo año y medio luchando contra una enfermedad que ni siquiera fue definida. Justo a mi, que llevo encima una carpeta con todos mis estudios organizados por fecha e importancia a todos lados. Claro, a mi, la que durante un año tuvo que tomar cuatro pastillas al día en horarios diferentes, la que tenía que ponerse gotas cada tres horas en los ojos, la que se hinchó por la corticoides y se bancó boludeos solo porque era lo mejor para sus ojos, la que se hizo miles de veces la dolorosa angiografía digital con contraste, la que pasó horas de espera en un consultorio solo para recibir otro "realmente no sé lo que tenés".

Y lo que es peor, no es que me lo dijera justo a mi. Sino que lo dijera justo ella. Porque al parecer fumar desde los quince años (lo que le deben dar más de treinta años de fumadora com- pulsiva) es quererse y amarse. Porque, querida señora hipócrita, yo podré perder mis dientes, pero no pongo en duda el cariño que puede tenerse uno mismo con un cigarrillo en la boca.

2 ¡Comentario!:

kkaro dijo...

SOS UNA CAPA!

cds07 dijo...

¡Bien ahí, Kkaro! La valiente que firmó en un post incómodo para firmar.

Gracias. (:
Realmente cansada de gente hipócrita... Sobretodo esta persona, ¿te cuento otra? Para defender a su mamá de mi, insulta a la mía. Hipocresía al 100%.